1 ago. 2011

Pegamento comestible

Ingredientes:

200 g de agua mineral
20 g de Gum Tex o CMC
unas gotas de limón


Elaboración:

En un repiciente de cristal con cierre hermético, poner el agua y el limón y espolvorear en forma de lluvia el Gum Tex o CMC.

Cubrir el recipiente con papel film y dejar reposar fuera de la nevera durante 3 días, para que el espesante actue y libere sus propiedades.

Obtendremos un gel viscoso y espeso que deberemos tapar herméticamente.

Podemos conservarlo en la nevera hasta seis meses o hasta notar que se enturbie.

Este pegamento podemos utilizarlo para fijar las piezas elaboradas en las diferentes pastas de azúcar.