28 de ene. de 2015

Seitán hecho en casa


Desde un tiempo a esta parte, he reducido muchísimo la cantidad de proteína animal que tomamos en casa. No ya sólo por cuestiones éticas, sino porque es importante para nuestra salud.

Al principio, por allá en el mes de junio del 204 que fue cuando tomé esta decisión, utilizaba sustitutivos industriales. Pero me he dado cuenta de que era igual de poco sano que tomar un filete hormonado y medicado. La gran mayoría de los productos procesados, se elaboran a partir de soja transgénica, con lo cual, tampoco son una alternativa sana.

La verdad, es que para alguien como yo, que nunca había estado en contacto con este "dilema" supuso un gran esfuerzo adentrarme en el mundo vegetariano/vegano. Ser vegetariano es mucho más complejo que dejar de tomar carne o pescado... 

Cuando una persona decide hacerse vegana, debe replantearse su sistema alimenticio para comer de una manera consciente y evitar carencias de elementos nutricionales esenciales que si tomas alimentos de origen animal, ya quedan suplidas sobradamente.

Tampoco es lo mismo ser vegetariano que ser vegano. Las personas veganas no toman ningún tipo de alimento de origen vegetal: ni carne, ni pescado, ni huevos, ni miel, ni leche, ni derivados lácteos como el yogur, la nata o la mantequilla... Y por tanto, dejas de comer muchos productos industrializados porque contienen este tipo de alimentos en su composición.

Yo no soy más que una novata en la materia, porque como os digo, mi forma de comer ha cambiado desde hace solamente unos meses y no soy 100% estricta con ello. Si bien, debo reconocer, que mi conocimiento sobre los alimentos y la variedad de recetas nuevas que he descubierto, han sido notables.

Entre ellas, esta que hoy os traigo, el seitán. El seitán, es un preparado que se utiliza como sustitutivo de la carne animal y que se asemeja mucho a ella tanto en su textura, como en su consistencia. Además, tiene un alto valor proteico y su porcentaje de grasa es muy bajito, lo cual lo convierte en una proteina muy limpia.

Se puede preparar de infinidad de maneras, como por ejemplo a la plancha, frito, rebozado, estofado, empanado, como base de croquetas, albóndigas, hamburguesas...


Os dejo con la receta, aunque absteneros de hacerla si sois celiacos o tenéis algún tipo de intolerancia al gluten.



INGREDIENTES

250 gr de gluten de trigo ecológico
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
30 g de aceite de oliva virgen extra
1.400 g de agua
3 cucharadas de salsa de soja ecológica
2 cucharaditas de concentrado de caldo vegetal ecológico
Pimentón dulce ahumado
Laurel


ELABORACIÓN

Ponemos en el vaso del thermomix la cebolla pelada y cortada a cuartos junto con los dos ajos pelados y enteros. Programamos tiempo 4 segundos a velocidad 5.

Añadimos el aceite y programamos 10 minutos de tiempo a temperatura varoma y velocidad 1.

Vamos a agregar parte del agua de la receta, pero no toda. Así que damos al botón de la balanza y pesamos 360 gramos de agua y reservamos el resto.

Incorporamos el polvo de caldo vegetal, el pimentón dulce y la salsa de soja. Vamos a triturar para que quede textura finita, para ello programaremos 10 segundo a velocidad 7.

Una vez trituradas las verduras y las especias programamos tiempo 6 minutos con temperatura 60º y velocidad 1.

Añadimos el gluten y mezclamos durante 20 segundos a velocidad 5.

Esta masa que será consistente pero blanda, la vamos a poner en el cestillo y la vamos a reservar.

Pondremos en el vaso el agua restante y una hoja de laurel. Colocaremos el cestillo y programaremos tiempo 50 minutos a temperatura varoma y velocidad 1.

Acabado el tiempo, sacaremos el cestillo y lo dejaremos escurrir mientras se enfría el seitán, Luego, conservaremos en la nevera.

Debemos gastarlo en un plazo máximo de 3-4 días, pero podemos perfectamente filetear y congelar. Así, podemos conservarlo hasta 6 meses.


23 de ene. de 2015

Garbanzos tostados



Hoy os traigo una receta que de puro simple, no sé si tan siquiera llamarla receta... Desde muy chiquita, me han encantado los garbanzos tostados. Yo creo que son mi fruto seco preferido.

Hace unos meses, me preguntaba a mi misma si serían muy difíciles de hacer y me puse a investigar por la red, que en mi caso, es la mayor fuente de información gastronómica de la que dispongo.

Un día los probé con sal de ajo y cebolla en polvo, otro día los hice al curry, otro al pimentón... y así fue como empecé a hacer mis propios garbanzos tostados en casa y dejé de comprarlos.

El truco está en... bueno, a decir verdad no tienen truco jajajajajajaja

Elige unos buenos garbanzos, las especias que te gusten y verás como esto es como se dice aquí "bufar i fer ampollas" que sería el equivalente al "coser y cantar". Muy muy fáciles,riquisimos y muy sanos.


INGREDIENTES

Garbanzos (yo los compro siempre ecológicos)
Agua para remojarlos
Especias al gusto



ELABORACIÓN

La noche anterior pon los garbanzos en remojo. Por la mañana, escurreles bien el agua y en un bol seco, pon los garbanzos y espolvorea con las especias que más os gusten.

Remueve muy bien para que todos los garbanzos queden impregnados de las especias y deja reposar un ratito mientras el horno se calienta a unos 200º.

Forra una bandeja de horno con papel sulfurizado y pon los garbanzos encima con cuidado de que no se monten unos encima de otros.

Horneamos durante unos 20 minutos. Pasado este tiempo, sacamos la bandeja del horno, los removemos bien y volvemos a hornear durante 15 o 20 minutos más.

El tiempo de horneado dependerá de tu horno, pero también del tipo de garbanzo. Mi consejo es que vayas abriendo el horno de tanto en tato y saques un garbanzo. Cuando estén a tu gusto, ya estarán listos para ser sacados del horno.

Deja que se enfrien en la misma bandeja antes de guardarlos en un recipiente hermético. De esta manera, se conservarán crujientes.

Podéis comerlos como aperitivo o añadirlos a vuestras ensaladas en vez de los típicos tostones de pan.


11 de ene. de 2015

Bolos de arroz con azúcar de coco



Los bolos de arroz son unos dulces parecidos a la magdalenas, muy típicos de Portugal y que entre sus ingredientes llevan harina de arroz, de ahí su nombre.

En esta ocasión he modificado un poco la receta clásica y os he puesto mis modificaciones. Son unos pastelitos muy sencillos y muy ricos. A los peques les encantan.



INGREDIENTES

150 g arroz
150 gr. harina de trigo normal
1 sobre levadura tipo Royal
100 g mantequilla a temperatura ambiente
200 g azúcar (yo se la puse de coco)
4 huevos
1 pellizco de sal
120 g de leche (yo le puse batido de soja con vainilla)
1 cta. de vainilla (yo no le puse porque el batido de soja la llevaba incorporada)
ralladura y zumo 1/2 limón


ELABORACIÓN


Precalentamos el horno a 200º C.

Ponemos el arroz en el vaso del Thermomix y lo pulverizamos. Tiempo 1 minuto y velocidad progresiva 5-10. 

Añadimos la harina, la levadura y la sal y tamizamos durante 15 segundos a velocidad 6. Reservamos.

Sin lavar el vaso ponemos la mantequilla y azúcar durante 3 minutos a velocidad 2.

Añadimos el resto de ingredientes por este orden: huevos, leche, vainilla, zumo y ralladura y mezcla de harina y mezcamos durante 30 segundos a velocidad 6. 

Terminamos de envolver la masa con la espátula si es necesario.

Llenamos moldes de papel hasta la mitad y espolvoreamos un poco de azúcar por encima.

Horneamos 5 minutos a 200º, y bajamos a 180º hasta que al pinchar con un palillo, salga limpio. El tiempo dependerá de cada horno, en el mío son unos 20 minutos más.




Últimamente utilizo muy a menudo el azúcar de coco para la repostería que hago en casa. La verdad es que su sabor no es idéntico al del azúcar de caña, pero es delicioso. A mi me recuerda ligeramente al del caramelo.

El azúcar de coco se elabora a partir de los jugos dulces de las flores de la palma de coco. 

Aporta calorías pero con un bajo índice glucémico (35) y aporta cualidades bajas con respecto a los carbohidratos. 

Este azúcar es alta en minerales y en comparación con el azúcar moreno, el azúcar de coco tiene el doble de hierro, cuatro veces más de magnesio y más de 10 veces cinc. 

También es rico en enzimas, lo que ayuda a disminuir su absorción en el torrente sanguíneo. 

Se puede utilizar como un sustituto de azúcar en proporción 1 a 1 incluso para cocinar con él, como es el caso en la receta de hoy.

7 de dic. de 2014

Galletas de mantequilla con aroma de turrón



INGREDIENTES

120 g de azúcar
400 g de harina de repostería
250 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 yemas de huevo
Aroma de turrón al gusto




ELABORACIÓN

Pulverizamos el azúcar durante 15 segundos a velocidad progresiva 5-10

Añadimos al vaso la harina, la mantequilla, el aroma de turrón y las yemas de huevo. Mezclamos durante 15 segundos a velocidad 6.

Sacamos la masa del vaso, la estiramos entre dos papeles de horno y la guardamos plana en la nevera durante mínimos 10 minutos, si podemos más tiempo, mejor.

Precalentamos el horno a 180º forramos dos bandejas de horno con papel encerado.

Con ayuda de un cortapastas, vamos a sacar una primera tanda de figuras y las vamos a hornear durante aproximadamente 8 minutos.

Mientras tanto, estiramos la masa sobrante nuevamente y repetimos el proceso de cortado y horneado hasta que acabemos la masa.

Dejaremos enfriar las galletas en una rejilla antes de guardarlas en un recipiente con cierre hermético, así, se conservarán mucho mejor.


1 de nov. de 2014

Bizcocho esponjoso de limón



Ingredientes
250 g de azúcar
1 limón grande
3 huevos M
200 g de aceite de oliva suave
220 g de leche
1 sobre de levadura química
350 g de harina de repostería


Elaboración

Pulverizamos el azúcar durante 15 segundos a velocidad progresiva 5-10
Añadimos la parte amarilla de la piel del limón y trituramos durante 15 segundos a velocidad progresiva 5-10.
Agregamos los huevos y programamos 3 minutos de tiempo a temperatura 37º y velocidad 4.
Nuevamente programamos  3 minutos de tiempo y velocidad 4 pero sin temperatura.
Echamos al vaso el zumo del limón que habremos expremido previamente, la leche y el aceite y mezclaremos durante 15 segundos a velocidad 3.
Pondremos también la levadura y la harina en el vaso y daremos 6 golpes de turbo para mezclar bien los ingredientes sin que se baje el volumen de la masa.
Si falta algo por integrar, lo haremos con la espátula en movmientos envolventes.

Listo para la cocción. En mi caso olla eléctrica programa cake durante 55 minutos en posición horno y 10 minutos de reposo sin abrir la tapa.

31 de jul. de 2014

Smoothie de melón y espinacas




Ingredientes

1/2 melón bien frio
1 bolsa de brotes de espinacas


Elaboración

Quitamos la cáscara al melón y lo cortamos en trozos.

Ponemos todos los ingredientes en el vaso del Thermomix y trituramos bien durante 2 minutos a velocidad 7.

Si es de vuestro agrado, podéis añadir unas semillas de chía o de amapola a la hora de servir.


23 de jul. de 2014

Batido verde, el green smoothie de las famosas



Ingredientes:

1 taza de hojas de espinaca
1 pera madura
1 pepino
1/2 limón
Unas hojas de hierbabuena
1 vasito de agua
Semillas de chía (opcional)


Elaboración

Lavamos todos los ingredientes muy bien lavaditos para eliminar cualquier resto de tierras, pesticidas o cosas indeseables que puedan tener.

Cortamos la pera a cuartos y la descorazonamos. Quitamos los extremos al pepino y lo cortamos en varios trozos.

No vamos a pelar ni la pera ni el pepino, ya que así aprovecharemos todos sus nutrientes al completo.

Ponemos todos los ingredientes en el vaso del thermomix y trituramos durante dos minutos a velocidad progresiva 5 al 10.

Si no tienes thermomix, puedes utilizar el procesador de alimentos que tu acostumbres a usar: robot de cocina, batidora... lo que no te aconsejo es que uses la licuadora, porque se pierde la mayor parte de la fibra de los alimentos.

En mi caso yo añado, una vez batidos los ingredientes, una cucharadita de semillas de chía que son ricas en calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, selenio, todos ácidos esenciales, omega 3, antioxidantes, fibra... vamos, que ¡son una maravilla!