14 jun. 2011

TROCEAR

Se acabaron el cuchillo y la tabla para trocear. Con Thermomix, y en unos segundos, puedes trocear todo tipo de alimentos de forma limpia, fácil y cómoda.


En esta función es muy importante controlar los tiempos, ya que si nos pasamos, los alimentos quedarán cortados en pedacitos demasiado pequeños, o incluso triturados.


Las velocidades más adecuadas para trocear son la 4 y la 5.


Para conseguir resultados uniformes, es aconsejable cortar los alimentos en trozos de igual tamaño y no excesivamente grandes. Para grandes cantidades, es recomendable trocear los alimentos en más de una vez.


Es importante también que la dureza de los alimentos a trocear sea similar para un resultado más homogéneo del troceado.


Así no sería lo mismo trocear unas acelgas que unas zanahorias que unas cebollas.


Para verduras de hoja larga y ricas en agua (lechuga, acelgas, espinacas, apios, puerros...) podemos ayudarnos cubriendo de agua los alimentos a trocear y hacerlo a velocidad 4.


Si lo que queremos trocear son ingredientes blandos (cebollas, patatas, lechuga iceberg, olivas, pepinos, pimientos...) lo haremos también a velocidad 4.


En cambio, si lo que queremos trocear son alimentos duros (zanahorias, coles, lombarda, apio, bulbo de hinojos...) entonces utilizaremos la velocidad 5.