22 mar. 2012

Leche de alpiste


Hasta hace muy poco, no sabía de las excelentes propiedades que el alpiste aporta a nuestro organismo. Y es por esta razón que he decidido incorporarlo a mi dieta.

Se trata de un alimento que todavía no se me ocurre muchas formas de tomarlo, pero indagando por la red, he encontrado una forma muy cómoda de hacerlo, en forma de bebida.


La leche de alpiste, es un producto con una gran cantidad de proteinas (dicen que 5 cucharadas de este cereal tienen tantas proteinas como 2 kilogramos de carne), siendo además sus proteinas de fácil digestión y asimilación por el organismo.



¿Queréis saber de sus cualidades?

Posee un alto contenido en proteínas vegetales de excelente calidad y fácil asimilación y digestión.

Tiene una gran capacidad de recarga enzimática que desinflama los órganos internos como el hígado y los riñones.

Regenera el páncreas y ayuda a controlar la diabetes en un periodo de tiempo muy corto.

Excelente fuente de antioxidantes que previenen el envejecimiento, el desgaste prematuro de la piel y además aporta tono muscular.

Ayuda a eliminar exceso de líquidos por lo que combate muy eficazmente la hipertensión.

Previene la arteriosclerosis.

Ayuda en casos de gota, edemas, gastritis y úlceras de estómago.

Contiene lipasa, una enzima que ayuda a depurar grasas nocivas en las venas, arterias o de los depósitos de grasa del cuerpo, así que resulta un remedio extraordinario contra la obesidad, celulitis, abdomen abultado...

Ayuda a quemar grasas y disminuye colesterol. Ideal como complemento para dietas de control de peso o para bajar colesterol.

Mata las bacterias de las vías urinarias por lo que resulta un efectivo remedio para afecciones de riñones y vejiga (cistisis).



Su sabor es suave y su textura ligera y refrescante. Como recomendación, no debemos endulzar esta bebida con azúcar refinado, ya que por su gran acidez, destruye las enzimas de la leche. Si queremos endulzarla, podemos utilizar miel.



¿Cómo tomarla?

Lo ideal es tomar mínimo dos vasos al día, uno por la mañana en ayunas y otro justo antes de irnos a la cama, pero podemos tomar la cantidad que queramos a lo largo del día también.

Es importante que el alpiste que utilicemos, sea apto para consumo humano, libre de pesticidas, herbicidas y  sin fibras de silica.  Yo lo consumo de dos marca: Soria Natural (el paquetito sale por 1,95 €) o de La Flor del Pirineo (el paquetito sale por 1,95 €) ambas de venta en herboristerias. 



Y vistas sus propiedades y por si os apetece probarla, os dejo la receta de la Leche de Alpiste.


Ingredientes
75 g de alpiste (5 cucharadas)
500 g + 1000 g de agua


Elaboración

Dejamos el alpiste remojando durante toda la noche en 500 g de agua. Por la mañana, lo colamos deshechando el agua y lo enjuagamos bien bajo el grifo.

Ponemos las semillas remojadas y escurridas en el vaso del Thermomix junto con 1000 g de agua y programamos tiempo 8 minutos a temperatura 90º y velocidad 6.

Usando un colador de tela, filtraremos la bebida apretando bien la pulpa para desprender todo el líquido de ella.

Dejamos enfriar y conservamos en la nevera por un máximo de 36 horas.